26 ago. 2010

SE DESPERTÓ SANMA

Los dirigidos por Willy de Lucca siguen recogiendo elogios y aplausos. Tras la goleada 3-0 de esta fecha, el análisis de los protagonistas devela una satisfacción enorme por haber plasmado en el terreno de juego lo que practicaron en la semana. Hoy están segundo detrás de Atlas que conduce la tabla con puntaje ideal. Casi sin reflexionar ya piensan en Deportivo Paraguayo. Los de San Martín de Burzaco tienen la cabeza metida en cada fecha y no quieren que se les pase ni un detalle. Luego del 3-0 ante Lugano, las primeras repercusiones son algunas sonrisas cómplices que se filtran por entre las caras de los profesionales. Cuando Guillermo de Lucca anunció que “este equipo tiene que superar lo que hizo el anterior”, no lo decía sólo por cumplir. El partido era duro y la victoria, hasta el gol de Leandro Romero, se presentaba esquiva. El ida y vuelta propio de la ansiedad de quien tiene que igualar y la desesperación por tomar el control y dar la estocada final de quien lleva la ventaja se resolvió cuando El Tanque Lucas Tiedemann, 62´, estableció el 2-0. Después fue todo del visitante. Al parecer, salir de casa renueva los aires del Azul ya que, en tres partidos jugados, sólo se llevó una victoria lejos de Burzaco. Como ocurrió en la primera fecha, los dirigidos por de Lucca salieron a la cancha decididos y se llevaron los seis puntos. Suma siete y marcha segundo detrás de quien disputó junto con el Azul la semifinal pasada, Atlas. “Ya tenemos que pensar en el otro partido, no tenemos mucho tiempo. Claro que estamos contentos por la victoria, era un rival difícil en una cancha muy dura pero supimos ser claros y manejar el ritmo del partido a nuestro gusto”, expresó el técnico. Las palabras del DT no dejan lugar a la duda. Antes que festejar prefiere pensar en el próximo encuentro. Otra buena para los de Burzaco: José Pereyra pudo jugar el partido en forma completa y sin señales de la contractura que lo había aquejado semanas atrás. Los puntos altos del equipo volvieron a ser Sebastián Ortega, Cristian Ferlauto- muy seguro en las salidas- y Mauricio Soto, no sólo en defensa sino también cuando se proyectó. A pesar del los exultantes ánimos y arengas, a la hora de las declaraciones, Ortega aseguró que “el equipo va camino a lo que el técnico desea” y el punta y goleador sostuvo que “no hay que perder de vista el objetivo primario”. “Se ganó bien, pero no podemos relajarnos. Estamos jugando como yo quiero, tocando y llegando bien; hay que ratificarlo partido a partido", señaló De Lucca.

Ciudad Uno.

No hay comentarios: