7 jul. 2009

MUY POSIBLE QUE LLEGUÉ.

Admitiendo que no fue una decisión sencilla, ALEJANDRO MOLINARI dejó colgada la cinta de capitán para emigrar aunque le resalta en exclusiva para Locos x el Ascenso: “Atlas es parte de mi vida”. Mirando la tribuna, de permanente color marrón, comenzó a caminar sus últimos pasos en el club. Tal como otras, las despedidas conjugan sentimientos y desafíos a encontrar en el futuro próximo. Los ojos de Alejandro Molinari no frenaron un solo segundo de vibrar apagando un ciclo de huellas grandes y letras doradas. Más allá que sintiendo que la temporada pasada los podía catapultar hacia otros lares, asume que la pretensión fijada era el ascenso pero en el balance, sumamente pensado, se va conforme. “Sin dudas que fue bueno lo que hicimos, llegamos lejos en un campeonato complicado parejo y estuvimos cerca del objetivo que era ascender y quizá por eso me duele que sea en este momento tener que resolver irme pero se logró dar vuelta con esfuerzo y sacrificio la historia del club”, remarca. Emblema y partícipe de un once que quedará labrado en los libros del club muestra su pensar ante su ida. “Cuesta tener que resolverlo pero me voy porque quiero progresar e intentar probar suerte en otro lado y con la intención, dando todo en el lugar que me toque estar, de ir escalando”


No hay comentarios: