24 may. 2010

“Me encantaría jugar en San Martín pero no depende de mí”


El delantero de Atlas Wilson Severino no esconde sus ganas de jugar en San Martín de Burzaco. Tras su frustrado pase a la institución del Sur la temporada pasada, en el Azul vuelven a apostar por el Negro. “Cada vez que me pregunte la dirigencia si quiero ir a Burzaco les voy a decir que si porque es un grande de la categoría y porque me trataron muy bien cuando estuve ahí”, señaló el delantero en diálogo con Info Región.




¿La novela Wilson Severino y San Martín de Burzaco traerá nuevos capítulos en la temporada invernal? Aún no se sabe, pero lo cierto es que los directivos del Azul tuvieron un primer contacto con el delantero que no dudó en decir que sí, pero aclaró que la palabra final no es precisamente la suya.

El Negro no esconde las ganas de jugar en Burzaco. Tras su frustrado pase a la institución del Sur la temporada pasada, en el Azul vuelven a apostar por el delantero de Atlas.

Apenas se le preguntó por las posibilidades de la vuelta a los entrenamientos en la cancha de Arenales e Ituzaingo manifestó: “Me encantaría jugar en San Martín pero no depende de mí. Yo soy jugador de Atlas hasta fines de junio y después tengo que volver a Central Ballester y una vez ahí analizaré mi continuidad junto con mi representante”.

“Cada vez que me pregunte la dirigencia si quiero ir a Burzaco, les voy a decir que si porque es un grande de la categoría y porque me trataron muy bien cuando estuve ahí”, señaló el delantero en diálogo con Info Región.

Severino, de 29 años, surgió de las divisiones inferiores del Atlético Boulogne, pasó a Ballester y en 2005 fue fichado por Atlas, donde se convirtió en el goleador histórico del club, con 39 tantos. Entrenó al menos dos semanas con el Azul a principios de enero, pero su club a último momento decidió no cederlo.

Por esta misma razón, el delantero quiere esperar para anunciar que hará de su futuro. “No quiero que me pase lo mismo que en el verano, cuando parecía que estaba todo cerrado y de repente tuve que dejar de entrenar con San Martín y volver a Atlas. Yo tengo ganas de jugar, de asentarme en un club y no estar dando vueltas”, remarcó el delantero.

Además, el nueve recibió una propuesta de un club de primera división de Nicaragua, cuestión que aún el delantero no descartó. “Yo quiero jugar en San Martín pero si no se da, quiero jugar en donde sea. Pero no quiero estar sin jugar, soy un apasionado de fútbol y no puedo estar sin pisar una cancha”, sostuvo.

Mientras, el Negro Wilson espera lo que será de su destino se dedica a practicar boxeo, otro deporte en el que, según contó es muy bueno. “Que se cuide la Mole Moli, que en cualquier momento me dedico al boxeo”, bromeó.

Inforegión.

No hay comentarios: