24 feb. 2010

JUGARON AL FÚTBOL SIN ARCOS

Ni unos, ni otros. Ni vencedores ni vencidos. Argentino de Quilmes y San Martín de Burzaco jugaron al fútbol sin arcos.
El empate sin goles fue una consecuencia lógica de un partido aburrido. El tedio generalizado fue la expresión fehaciente de la opaca función futbolística que ambos equipos. Ninguno de los dos hizo méritos suficientes para quebrar el cero en el arco rival. El encuentro, que careció de emociones y jugadas combinadas, fue una demostración de impotencia ofensiva. Por eso, a nadie le extrañó que ambos concluyeran el partido casi sin lastimarse, sin formar sociedades productivas y casi sin juego colectivo.
Muy lejos estuvieron de satisfacer cualquier expectativa. Muy poco ofrecieron Sanma y el Mate en Burzaco. El empate 0 a 0 desnudó las limitaciones ofensivas, la carencia de imaginación para quebrar al rival. Para colmo, cuando algún protagonista se animaba a ir un poco más allá del mediocampo y romper el cerco defensivo o inventar alguna acción lúcida, no aparecía quien debía definir la jugada o la terminaba dilapidando.
La falta de ideas anularon las pocas buenas intenciones. Sin vuelo, sin criterio y fundamentalmente sin emociones; los 90 minutos resultaron excesivos.
En la falta de gol radican los principales argumentos para comprender los rasgos del presente del Mate. No se trata de una cuestión de rachas. Porque para hacer goles es necesario jugar con la pelota, saber por dónde ir, encontrar los espacios y no sólo apostar al arrebato de algunas de sus individualidades. Antes que nada y ante todo, el fútbol es un juego en equipo.
Por eso, no hay segundas lecturas posibles, Argentino es lo que parece y padece. La deuda sigue siendo la misma. Un empate que no cambia la esencia del análisis: la ilusión de ser protagonistas se disuelve y los viejos fantasmas sobrevuelan. En definitiva, el futuro es incierto y no hay señales de una pronta recuperación.
Las sensaciones no son nuevas y remiten al desencanto y el escepticismo de los últimos tiempos. Empieza a hacerse carne la impresión de estar condenado a desandar su camino de penurias. A este paso, le costará mucho estar a la altura de los objetivos que se había planteado. Cargado de vacilaciónes e incógnitas, es coherente con las convulsiones que arrastra. La realidad entrega una lectura que es al menos angustiante. Por ahora, el presente se asemeja al pasado reciente y doloroso.
Lo cierto, y regresando a lo sucedido en el Francisco Boga, vale destacar en el equipo de Osvaldo Diez los trabajos de Guillermo Rodríguez, que se convirtió en el patrón del mediocampo; las arremetidas explosivas de Matías Italiani por el carril izquierdo y las solidez defensiva que ofrecieron Marcos Soza y José Feliciano Ledesma.
Cabe consignar que el resto de la fecha se completó con la goleada de Claypole en General Rodríguez que venció 5 a 2 a Atlas; la paridad en dos entre Ituzaingó y Deportivo Paraguayo y el escolta F.C Urquiza que igualó 1 a 1 frente a Sportivo Dock Sud. Con éstos resultados, y cuando restan 9 fechas, el único beneficiado de la jornada fue el líder Yupanqui que no sólo se consolida en la cima del Torneo sino que además estiró a 8 unidades la diferencia con el conjunto de Cristian Aldirico, su perseguidor inmediato. Además, el Trapero le lleva 10 puntos a San Martín de Burzaco, que se ubica en el tercer escalón. El equipo de la barranca marcha en el octavo escalón a 16 puntos del Trapero.
Fue empate en el Francisco Boga. El rumbo de un encuentro que tenía un final cantado. Ninguno hizo méritos suficientes como para llevarse la victoria. Para eso hay que hacer goles y pensar en el arco contrario. Al fin y al cabo, cada uno con su libreto quedó conforme.

Primer Tiempo
Para enfrentar a San Martín de Burzaco, Argentino de Quilmes alineó a los mismos once titulares que vencieron a Atlético Lugano el pasado martes 16 en la barranca: Nelson Schomberger en el arco; Diego Alcibíade, José Ledesma y Marcos Soza en la defensa; Esteban Carmenini, Guillermo Rodríguez, Ramón Borda y Matías Italiani en el mediocampo; Mario Guzmán en la función de enganche; Lucas Buono y Cristian Navarrete en la delantera.
El conjunto local, dirigido por Guillermo “Willy” de Lucca (tuvo un paso por Argentino de Quilmes como ayudante de campo de Cristian Aldirico) salió a la cancha con Cristian Ferlauto en el arco; Juan González, César Rodríguez y Luis Noguera en la última línea; Cristian Infrán, Emanuel Ibáñez, Sebastián Fiorentino y Sebastián Villalba en el medio; Michel Dell Arcipret como enganche; Diego Leguiza y Lucas Tiedemann en la ofensiva.
Cabe señalar que el club de Burzaco no pudo contar ni con el defensor Milcíades Arrúa, con un esguince de rodilla, ni con el ex Berazategui Lucas Godoy, con una contractura. Tampoco pudieron ser de la partida los suspendidos Gustavo Herrera, Carlos Schiavello y Sebastián Ortega.
Desde el pitazo inicial, la disputa se concentró en el medio de la cancha. En un campo de juego de dimensiones reducidas, esto produjo como consecuencia que el partido fuera trabado y deslucido.
El balón viajó permanentemente por el aire sin destino fijo, y las escasas llegadas fueron consecuencia de algún arresto individual.
A los 7 minutos, Lucas Buono se animó de zurda desde 30 metros y su remate se fue apenas por sobre el travesaño del ex Mate Cristian Ferlauto.
A pesar que el partido careció por completo de matices interesantes, fue el conjunto de Osvaldo Diez quien tuvo más la pelota en su poder, pero volvió a carecer de peso ofensivo como para hacer peligrar el arco adversario. Por otra parte, el equipo local contó con varios tiros libres a favor en las inmediaciones del área Mate, siempre ejecutados por otro ex Argentino de Quilmes, Emanuel Ibáñez. Los centros al área del conjunto de la barranca siempre fueron rechazados por José Ledesma y Marcos Soza, que en el juego aéreo superaron ampliamente a los delanteros de Sanma.
Lamentablemente, el déficit del Mate se evidenció nuevamente del medio para arriba. No supo aprovechar ni a Esteban Carmenini ni a Matías Italiani por los costados y Ramón Borda no fue el mismo que se lució como conductor hace unos días contra Lugano.
La primera llegada del local se produjo a los 22 minutos, cuando Nelson Schomberger contuvo un complicado remate esquinado de Diego Leguiza.
Pocos minutos más tarde, el Mate hilvanó la mejor jugada de la tarde: tocaron sucesivamente el balón de derecha a izquierda Esteban Carmenini, Lucas Buono y Mario Guzmán. Este último habilitó a Matías Italiani, que desde el vértice del área grande sacó un violento zurdazo cruzado que salió cerquita de un poste.

Segundo Tiempo
El complemento comenzó sin modificaciones en ambos bandos y con algunos minutos de demora.
La primera chance de gol favoreció al dueño de casa, con un cabezazo de Diego Leguiza que se fue muy cerca del horizontal, tras un centro desde la izquierda de Emanuel Ibáñez.
No obstante, con el correr del cronómetro, el partido siguió mostrando la misma cara, sin variantes ni en curso del mismo, ni en el tanteador.
A los 13 minutos ingresó Diego Gómez en reemplazo de Cristian Navarrete. Unos minutos más tarde, Argentino de Quilmes tuvo la situación de gol más clara del Segundo Tiempo. Ramón Borda habilitó a Mario Guzmán, que ingresó al área por la izquierda y ante el achique del cordobés Ferlauto quiso definir por arriba del arquero, desviando el remate por poco.
A partir de aquí, lo que se vio fue a dos equipos enfrentados en una lucha monótona, donde pareció que la ambición de triunfar estuvo descartada, algo impensado teniendo en cuenta que tanto San Martín como Argentino necesitaban imperiosamente de una victoria.
A los 28 minutos el “Polaco” Guzmán le dejó su lugar en la cancha a Cristian Tello y un par de minutos después, Esteban Carmenini era reemplazado por el delantero Martín Gardarián. De esta manera, el Mate seguía defendiendo con tres en el fondo; Cristian Tello pasó a ocupar un lugar como volante por derecha; Diego Gómez de enganche, y Martín Gardarián y Lucas Buono como delanteros.
A pesar de las modificaciones, no se notó diferencia alguna y todo siguió igual. No hubo cambios en lo ofrecido dentro del campo de juego, porque las situaciones de peligro siguieron ausentes, con casi todas las jugadas culminando en las puertas de las áreas.
Por momentos, hubo varios desbordes por la franja izquierda de Matías Italiani (levantó mucho su nivel en el complemento), que con su habitual velocidad volvió a ser un problema para la defensa contraria. Lamentablemente sus arremetidas y sus centros no pudieron ser capitalizados por sus compañeros, ya que con Lucas Buono jugando por momentos lejos del arco contrario, el Mate perdía al principal referente en el área rival.
Final. Lo ocurrido en el Francisco Boga fue una decepción teniendo en cuenta que se enfrentaron dos equipos que hace algunas fechas todavía se perfilaban como candidatos. Ni Argentino de Quilmes ni San Martín de Burzaco lograron funcionar como dos equipos. Durante la mayor parte del encuentro, ambos deambularon por el terreno de juego a través de un desorden constante, sin ideas y sin generar planes ofensivos.
En el Francisco Boga, se enfrentaron dos bandos con buenas individualidades, a pesar que ninguno de ellos mostró habilidades personales o la inventiva suficiente como para modificar lo que finalmente ocurrió.
En el haber, hay que destacar que la defensa Mate respondió con solidez durante los 90 minutos y por segundo partido consecutivo pudo mantener el cero en su propio arco. La figura del Mate fue Marcos Soza, quien borró de la cancha al siempre peligroso Lucas Tiedemann y fue una muralla por arriba y por abajo.
Córners de Arg. de quilmes: 5
Córners de SANMA: 6
Tiros libres de Arg. de quilmes: 11
Tiros libres de SANMA: 14
Off sides de Arg de quilmes: 6
Off sides de Sanma: 5
Público: 700 espectadores
Operativo Policial: 40 efectivos

Cronograma de la 26ta Fecha de la Primera D
Viernes 17:00
Deportivo Riestra – Victoriano Arenas (José Carreras)

Sábado 17:00
Deportivo Paraguayo – Liniers (en Lugano, Cristian Benítez)
Muñíz - San Martín de Burzaco (en Atlas, Sebastián Bresba)
Juventud Unida - Atlético Lugano (Ignacio Lupani)
Centro Español – Yupanqui (en Liniers, Mauro Biasutto)

Domingo 17:00
Central Ballester – Atlas (en Liniers, Gastón Iglesias)

Lunes 17:00
Claypole – Ituzaingó (Carlos Lozano)
Dock Sud – Cañuelas (Pablo Giménez)
Argentino de Quilmes - F. C. Urquiza (Ángel Bracco)


Fuente: UXM

No hay comentarios: