3 sept. 2010

MI REFLEXIÓN

Hoy aprendí algo que me pareció espectacular y mágico: el elemento central de la danza de la lluvia realizada por LOS TAMBEROS en diferentes partes de DON ORIONE no consiste en "pedir" que se genere la lluvia, sino en "SUSPENDER EL PARTIDO". Superstición o no, LOS TAMBEROS creen firmemente en el poder mágico de su ritual y lo continúan haciendo, CAMPEONATOS tras CAMPEONATOS .

Y entonces esto me hizo reflexionar sobre nuestras vidas y como en momentos que consideramos difíciles, oramos, pedimos, pensamos, o cualquiera que sea nuestra forma de manifestar deseo, porque ese PARTIDO NO LO QUIEREN JUGAR, para que llegue el alivio DE NO PERDER POR GOLEADA, por el resultado particular (3 a 0) que pensamos va a ser la solución a nuestra situación, se concentran en "pedir por la lluvia", con el desespero firme y el rechazo a la situación que consideramos nuestro problema, JUGAR CONTRA EL GLORIOSO SAN MARTÍN DE BURZACO.

No hay comentarios: