28 sept. 2010

Primer Tiempo
Los dirigidos por Guillermo “Willy” De Lucca formó con Cristian Ferlauto en la valla; Facundo Bruno, Milcíades Arrúa, Sebastián Villalba y Carlos Sayago en la última línea; Sebastián Ortega, Adrián Garay y Jorge Pisapia en el medio campo; José Pereyra como enganche; Maximiliano Domínguez y Maximiliano Torres González en la delantera.
San Martín de Burzaco fue el mejor equipo en el primer tramo del encuentro, por actitud y vocación ofensiva. Con algunos destellos de su conductor José Pereyra, el conjunto de “Willy” De Lucca fue más claro en los metros finales, allí en donde se deciden los triunfos. A los 2 minutos Maximiliano Bordón desvió por arriba del travesaño un cabezazo a quemarropa del delantero Maximiliano Torres González. Minutos más tarde, el volante Jorge Pisapia arremetió por la banda izquierda y envió el centro al área; Maximiliano Domínguez paró la pelota con la marca encima, y cuando parecía que se le escapaba alcanzó a pegarle despacio y “a colocar”, ubicando el balón junto al palo derecho del “Loro” Bordón: 1 a 0.

En tiempo de descuento, el capitán de “Sanma” Milcíades Arrúa anotó un gol de cabeza que fue anulado por el árbitro Ariel Penel, a instancias de uno de los jueces de línea.
Final del Primer Tiempo. La predisposición ofensiva de San Martín en los primeros minutos del partido justificó el triunfo parcial, aunque con el correr del reloj el juego se volvió opaco, equilibrado y carente de buen juego.
Segundo Tiempo
Ambos equipos salieron a jugar el complemento sin cambios en sus alineaciones. Con un San Martín más retrasado, el segundo tiempo resultó más peleado y parejo.
A los 6 minutos se retiró lesionado el volante local Jorge Pisapia, tras un fuerte choque con Diego Dell Orto.
Al no ver peligrar la victoria parcial, el conjunto local mantuvo en esta etapa una actitud más cautelosa. No obstante, generó un par de contras punzantes que pudieron haber estirado la ventaja en el marcador.
A los 12 minutos, tras una veloz corrida por el carril izquierdo el recién ingresado Néstor Herrera quedó mano a mano con el “Loro” Bordón, que una vez más respondió bien y se quedó con el balón en su poder.
El segmento final del partido no ofreció variantes ni en el trámite del mismo ni en el marcador. El Mate con muchas dificultades buscó desnivelar por arriba y por abajo, sin poder vulnerar a la estable defensa local manejada por el paraguayo Milcíades Arrúa, que se destacó especialmente en el juego aéreo, su especialidad.



No hay comentarios: