21 abr. 2010

EL AGRADECIMIENTO DE LA GENTE DE ATLAS

Agradezco sinceramente a Jorge Vera por todas las atenciones recibidas quién, sin dudar, puso a mi disposición material fotográfico cuando se me rompió mi cámara.
Jorge tiene un gran sitio en internet, al cual, los amantes del fútbol deberían ingresar.
El sitio es: http://sanmalokura.blogspot.com
Si esto no es confraternidad, entonces ¿qué es?, diría mi Tía Clotilde.
Los agoreros de siempre vaticinaban una masacre de parte de la gente de Burzaco contra los de Atlas, tras los conocidos (y desprolijos) hechos ocurridos en el mes de diciembre a causa del sonado Caso Severino y su frustrado pase.
Como yo supuse y lo dije en rueda de amigos: No va a pasar nada.
Ésta era la mejor oportunidad que tenía la gente de San Martín de Burzaco para echar por tierra con esa mala fama que los precedía.
Y no me equivoqué. Yo puedo asegurar, que no solo no pasó absolutamente nada, sino que hemos sido tratados de manera cordial, respetuosa y muy preocupados y dispuestos a solucionar cualquier circunstancia.
He visto a los directivos trabajar junto a la policía para que no haya inconvenientes con nadie y con acciones preventivas favorecieron el buen funcionamiento del partido.
Por supuesto que hubo algún insulto y alguna cargada de parte de un grupo de hinchas, apuntando a Severino y a los cámaras del programa de La otra pasión, pero siempre dentro de lo razonable y como parte del folclore futbolístico.
Incluso, cuando llegó el Ómnibus en que viajaba el plantel y se estacionó frente a la entrada del estadio (aún no había llegado la policía), un grupo de diez personas los recibió con algunas “palabritas de aliento” y que rápidamente fueron contenidos por tres personas para que nuestros muchachos pudiesen bajar.
Siempre escucho voces que critican a las autoridades de San Martín de Burzaco y les ponen mil adjetivos. Ahora, espero escuchar a esas voces decir las cosas como han sido en el día de hoy.
Así que, desde éste lugar, yo les agradezco a las autoridades de San Martín por las atenciones recibidas y por la madurez demostrada en estas circunstancias.

Miguel A. Giordano

No hay comentarios: